Programa Zeus

imagen14

El Programa Zeus está diseñado para investigar científicamente el Cuarto Estado de la  Conciencia, (cuando se ingresa en  concentración cerebral Alpha-Theta-Delta), facilitar su acceso y potenciar todas sus facultades, desarrollando especialmente las capacidades de telecontrol de la mente sobre la materia, desarrollando facultades telepáticas y telequinéticas

El objetivo central es ampliar la conciencia desde lo individual a la Humanidad, al planeta y a Dios. Indagar qué es la existencia, qué es el yo, qué es Dios, y qué es el universo a la luz de la introspección consciente. Y dentro de este proceso lograr hacer evolucionar el cerebro, produciendo un aumento del coeficiente intelectual, hasta niveles de 220, permitiendo que el mayor potencial neuronal sea aplicado en hacer avanzar la ciencia y la tecnología de escala.

Completar la ciencia del objeto con la Ciencia del Sujeto, para obtener un dominio completo sobre la materia y la energía, completando la teoría de la gran unificación.

El programa consiste en el alistamiento de 100 reclutas, seleccionados entre los liceos militares, entre los 16 a 18 años de edad, cuando todavía no se han completado las sinapsis y un cuerpo de 50 científicos, expertos en neurociencias, para monitorear los experimentos, que se extenderán durante 8 años. Los jóvenes practicarán diferentes técnicas de concentración mental y meditación durante 8 horas diarias, además de otras disciplinas y entrenamiento académico y psicofísico. El eje principal serán las técnicas del sistema de Kriya Yoga, que permiten acelerar la evolución cerebral. Debido a que una hora de meditación profunda en estado de relajación intensa inducida equivale a 4 horas de sueño normal, es posible reducir y hasta reemplazar el descanso nocturno por la practica intensiva de la concentración y la meditación. De esta forma puede alcanzarse la meta de las 8 horas diarias de entrenamiento con técnicas avanzadas y no quitar horas a la actividad del día.

Los reclutas deberán aceptar las condiciones de la dura disciplina y adaptarse a las reglas que incluyen practicas ascéticas, desde el vegetarianismo, hasta la castidad, dado que es esencial convertir la energía sexual en energía cerebral adicional. Vivirán continuamente monitoreados, complementarán su entrenamiento con Kung-Fu, adiestramiento de pilotos de caza, y estudios académicos científicos. Deberán poseer un elevado coeficiente intelectual y perfecta aptitud física.

Las instalaciones se ubicarán en algún sitio apartado, en un valle montañoso, como por ejemplo en los Himalayas. Esta combinación de esfuerzos permitirá perfeccionar las técnicas y ajustar nuevas, así como adaptar perfiles de rutas creativas para desarrollar neurotecnología, que haga posible estabilizar los estados mentales del trance, así como facilitar su ingreso y potenciar las facultades PES.

Normalmente se medita de 1/2 hora a 2. Casi nadie logra 8 horas diarias de meditación continuadas, practicando especialmente Kriya Yoga, en combinación con otras técnicas para causar un efecto sinergético sobre su sistema nervioso. Si el Programa Zeus no se activa nunca obtendremos los datos suficientes acerca del potencial del cerebro humano y su capacidad de interacción con la Superfuerza universal.

Acerca de los efectos fisiológicos de Kriya, la técnica, básicamente es un método de control de energía vital a través del ritmo respiratorio, por medio del cual la sangre es descarbonizada y recargada con oxígeno extra. Este oxígeno adicional es transmutado en mayor energía vital, lo que rejuvenece el cerebro y los centros espinales.

Al detener la acumulación de sangre venosa, se evita el deterioro acumulativo de los tejidos. De acuerdo con los maestros yoguis, durante las prácticas avanzadas este aporte de vitalidad adicional permite transmutar las células en energía pura. Es un tema que requiere de investigación científica seria. De acuerdo con esta afirmación, este proceso permitiría la teletransportación de los yoguis mediante la simple concentración mental.

La práctica de Kriya estimula la neuroplasticidad y regeneración neuronal, multiplicándose las sinapsis, por lo que se incrementa el coeficiente intelectual. Produce un cerebro superior capaz de soportar el paso de altas energías. En estado normal el cuerpo genera entre 20 a 100 watios. De acuerdo con los yoguis, la técnica en etapas avanzadas permite soportar la descarga de 1 billón de watios, emitidos por la Conciencia Cósmica, que el individuo es capaz de atraer como si fuera una antena. Este manejo de las energías otorga al yogui una serie de fenomenales poderes mentales telepáticos y telequinéticos.

Pero para lograrlo, el adepto debe ejecutar un número elevado de kriyas en su cuerpo, para alcanzar la evolución de un millón de años en su cerebro en la presente vida. Para esto debe dedicar 8 horas diarias, durante cuatro años, a la práctica de la técnica. Un esfuerzo que pocos pueden alcanzar a realizar. Igualmente ejercitaciones de 10 minutos a 2 horas de duración diarias, producen importantes mutaciones en la evolución del sistema nervioso humano y significativos avances y experiencias espirituales.

Kriya Yoga se basa en la respiración, en las ondas cerebrales y en la bioenergía circulando a través de la médula espinal. La respiración actúa de conector entre la mente perceptiva y el alma. El cerebro perceptivo, a su vez, lo es entre los órganos de los sentidos y la mente. La mente inferior se encuentra ubicada en la espina dorsal y en ella se reflejan todas nuestras acciones físicas, por medio de los órganos de los sentidos y el sistema nervioso.

Mediante la respiración hacemos la transición desde la mente inferior a la superior en el cerebro y, desde allí al alma, mediante el chakra sahasrara, para luego proceder inversamente y completar un circuito, que equivale a un año de evolución normal de la bioenergía a través de nuestro sistema medular y cerebro. Esto se cumple durante un ciclo de respiración de medio minuto. Por lo que practicando Kriya durante 8 horas diarias, durante 3 años, se logra la evolución cerebral equivalente a 1 millón de años solares. Este es el tiempo que, según los rishis (sabios de la India), calcularon que el sistema nervioso humano demora en refinarse, para poder soportar a la Conciencia Cósmica.

Acerca de Kriya Yoga dice el sabio Paramahansa Yogananda, fundador de la Self-Realization Fellowship, con sede en Los Ángeles, California, en su libro “Autobiografía de un Yogui, que: “Kriya Yoga significa unión (yoga) con el Infinito por medio de cierta acción o rito…

Kriya Yoga es un simple método psicofisiológico por medio del cual la sangre humana se libera del anhídrido carbónico y recibe una cantidad suplementaria de oxígeno. Los átomos de este oxígeno adicional son transmutados en energía vital, la cual rejuvenece el cerebro y los centros de la médula espinal.

Suspendiendo la acumulación de sangre venosa, el yogui se hace capaz de aminorar o prevenir el desgaste de los tejidos. El yogui ya experimentado transmuta sus células en energía pura.

Elías, Jesús, Kabir y otros profetas fueron maestros en el uso de Kriya, o de una técnica semejante, por medio de la cual ellos hacían que sus cuerpos se desmaterializaran a voluntad…

Kriya es una ciencia antigua. Lahiri Mahasaya la recibió de su gurú, Babaji, quien la redescubrió y simplificó, después que ésta permaneció perdida durante largas edades…

Babaji le dijo a Lahiri Mahasaya: -El Kriya Yoga que estoy ofreciendo al mundo por conducto tuyo, en este siglo diecinueve, es una resurrección de la misma ciencia que Krishna dio a Arjuna hace miles de años, y la cual fue conocida posteriormente por Patanjali, Cristo, San Juan, San Pablo y otros discípulos-…

Krishna, el profeta más grande de la India, dice del Kriya Yoga en una estrofa del Bhagavad Guita: “Ofreciendo el aliento inhalado en aquel aliento que se exhala, y ofreciendo el aliento que se exhala en aquel que se inhala, el yogui neutraliza estos dos alientos; de este modo libera el prana del corazón y lo pone bajo su control”.

Su interpretación (dice Yogananda) es ésta: “El yogui previene el desgaste del cuerpo por medio de una provisión adicional de energía vital y contrarresta los cambios causados por el crecimiento en el cuerpo, mediante el control de apana (corriente eliminadora). Neutralizando así tanto el desgaste como el crecimiento, el yogui aprende a controlar la energía vital…

La batería del cuerpo del hombre no está sostenida por el alimento grosero (pan) únicamente, sino por la vibración de la energía cósmica (Palabra o AUM).

El poder invisible fluye al cuerpo del hombre a través del bulbo raquídeo. El sexto centro del cuerpo se encuentra en la parte posterior del cuello, por encima de los cinco chakras espinales (chakra, en sánscrito, significa rueda o centro de fuerza de radiación).

El bulbo es la principal entrada de la energía vital universal al cuerpo, y está directamente conectado con el poder de la voluntad del hombre, concentrado en el séptimo centro o centro de la Conciencia Crística (Kutastha) u ojo único, ubicado en medio de las dos cejas.

La energía cósmica es luego almacenada en el cerebro como una fuente de infinitas potencialidades, poéticamente mencionada en los Vedas como el “loto de mil pétalos de luz”.

La Biblia invariablemente se refiere a Om como el “Espíritu Santo”o la fuerza invisible que divinamente sostiene a toda la creación”.

Sobre Paramahansa Yogananda, cabe decir que sus centros de Autorrealización se encuentran en casi todos los países del mundo y el gobierno de la India, reconociendo el mérito de su labor y enseñanzas, emitió un timbre postal con su imagen. De esta forma, la India homenajeó a uno de sus más grandes filósofos y maestros del Kriya Yoga del Siglo XX.

La Self-Realization Fellowship no es una secta religiosa, su objetivo es la difusión de las técnicas del Yoga y sus miembros conservan sus creencias religiosas originales.

Otra estrofa del Guita dice: “El hombre adiestrado en la meditación llega a ser eternamente libre cuando, al buscar la Suprema Meta, logra retirarse de las distracciones externas, fijando su mirada en el interior, a nivel del punto medio del entrecejo; neutraliza las corrientes de prana y apana que fluyen en la nariz y los pulmones; controla su mente sensoria y su intelecto, y destierra de sí el deseo, el temor y la ira”.

El Kriya Yoga es mencionado dos veces por el antiguo sabio Patanjali, el mejor y más grande entre los exponentes del Yoga, quien escribió: “Kriya Yoga consiste en la disciplina física, el control mental y en meditar en OM”.

Patanjali habla de Dios como el Sonido Real Cósmico de Om, escuchado en la meditación. Om es el Verbo Creador, el sonido del Motor Vibratorio, el testigo de la Divina Presencia.

Patanjali se refiere por segunda vez al control de la energía vital, o técnica de Kriya, de esta manera: “La liberación puede ser obtenida por medio del pranayama, que se obtiene disociando el curso de la inspiración y la expiración”.

Precisa Yogananda en sus comentarios que: “Kriya Yoga es un instrumento por medio del cual la evolución humana puede ser acelerada y favorecida – solía decir a sus discípulos Sri Yukteswar (a su vez discípulo de Lahiri Mahasaya y éste, discípulo de Babaji).

Los antiguos yoguis descubrieron que el secreto de la conciencia cósmica está íntimamente ligado con el dominio de la respiración. La energía vital, que generalmente es absorbida en la mantención de la actividad del corazón, debe ser liberada a favor de actividades superiores, empleando el método de calmar y silenciar las demandas ininterrumpidas de la respiración.

El Kriya yogui dirige mentalmente su energía vital, haciéndola ascender y descender alrededor de los seis centros espinales (el medular, cervical, dorsal, lumbar, sacral y coccígeo), los cuales corresponden a los doce signos del Zodíaco, el hombre cósmico simbólico.

Con medio minuto que la energía revolucione alrededor del sensitivo cordón de la espina dorsal del hombre, se efectúan grandes y sutiles cambios en su evolución; ese medio minuto de Kriya equivale a un año de desarrollo espiritual natural.

Mil kriyas practicadas en un lapso de ocho horas, le ofrecen al yogui en un día el equivalente de mil años de evolución natural; 365.000 años de evolución en un año. En tres años, un kriya yogui puede completar, por medio de un autoesfuerzo inteligente, los mismos resultados que la naturaleza al cabo de un millón de años.

El cuerpo de la persona común y corriente es semejante a una lámpara de 50 watios, imposibilitada para recibir la descarga de un billón de watios que se genera por la práctica intensa del Kriya”.

Define Yogananda que: “Desatando el cordón de la respiración que ata el alma al cuerpo, Kriya sirve para prolongar la vida y expandir la conciencia hasta el infinito”.

Usando las técnicas de concentración mental y meditación más avanzadas que se conocen, el objetivo es la producción de superhombres, con desarrollo total de sus facultades mentales.

Este Programa está diseñado para investigar científicamente el Cuarto Estado de la Conciencia, (cuando se ingresa en concentración cerebral alfa theta) facilitar su acceso y potenciar todas sus facultades, desarrollando especialmente las capacidades de telecontrol de la mente sobre la materia.

El objetivo central es ampliar la conciencia desde lo individual a la Humanidad, al planeta y a Dios. Indagar qué es la existencia, qué es el yo, qué es Dios, y qué es el universo a la luz de la introspección consciente.

OBJETIVO GENERAL:

Practicar meditación por medio de un enfoque occidental y ensayar nuevos métodos para alcanzar el trance, utilizando las herramientas de técnicas psicofísicas de concentración mental y de respiración rítmica. Emplear el método científico para replantear todo el sistema y cada interrogante desde el principio, sin dar por definitiva ninguna verdad reconocida por el Yoga o por cualquier otra doctrina.

DURACIÓN, COSTO E INTEGRANTES

El Programa tiene una duración mínima de 8 años, que es el tiempo que demora la técnica Kriya en reprocesar el cerebro para convertirlo en apto para receptar la Conciencia Cósmica. El costo es de alrededor de cien millones de dólares, para cuya financiación podrán reunirse donativos. La misión es tan importante o más que el programa espacial, dado que permitirá el contacto directo e inteligente con la Conciencia Divina o Inteligencia Cuántica Cósmica. Un conocimiento que luego beneficiará a toda la Humanidad.
Participarán 100 meditadores, a partir de 18 años de edad, reclutados de las fuerzas armadas y servicios especiales, quienes deberán meditar por tiempos mínimos de 8 horas diarias. Y serán acompañados por un equipo científico integrado por un personal de 50 expertos en neurociencias, que estudiarán sus respuestas psicofísicas y procurarán perfeccionar todas las técnicas a ser desarrolladas. El programa de entrenamiento será similar al de los Jedis.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS:
a. Lograr que los reclutas fijen el hábito regular de la meditación.
b. Modificar la dieta y cambiarla por otra vegetariana.
c. Practicar el principio de la No Violencia.
d. Comprender la necesidad del Servicio y la Compasión en la relación con el prójimo.
e. Aprender a no vivir atados al cuerpo.
f. Sintonizarse con la Fuerza Cósmica.
g. Trabajar por la Unidad Planetaria.
h. Desarrollar las facultades PES.

CONTENIDOS PROGRAMATICOS:
1. Vipassana
2. Hatha Yoga
3. Pranayama
4. Raya Yoga
5. Samadhi
6. Kriya Yoga
7. Zazen
8. Samatha
9. Meditación Sináptica
10. Cargar Bioenergía
11. Relajación
12. Meditación con Mantra
13. Amor Omnipenetrante
14. Conciencia Angélica
15. Programación Neurolingüística
16. Kung Fu

4 características se unen para formar el perfil del Jedi: piloto de avión caza, yogui, monje shaolin, científico pragmático.

DONATIVOS

El programa contempla entonces el entrenamiento estelar Jedi. Es la adaptación occidental adecuada para la tecnología mental oriental. El adiestramiento incluye las disciplinas del Yoga, técnicas de concentración budistas y artes de defensa personal como el Kung Fu.
También estudiarán los reclutas ciencias duras y recibirán instrucción como pilotos de avión caza. El perfil psicológico buscado es el del guerrero por la paz y no el del santo. Debido a la constante ejercitación adquirirán habilidades superiores al ser humano promedio y podrán utilizar este mayor potencial para el servicio a la sociedad.
Pero, los mayores beneficios dentro de un programa de investigación de esta naturaleza, estarán dados por los descubrimientos que podrán realizarse respecto a la relación mente cerebro durante los estados de trance y al producirse fenómenos como la telepatía.
Lo ideal es que ésta experiencia sea pública y abierta, no secreta y financiada por una agencia militar de algún gobierno. Por eso la necesidad de organizar un sistema de donaciones para hacer posible el programa al largo plazo.
Hay que comprender que el experimento permitirá reunir nueva información, que ampliará los conocimientos sobre la Ciencia del Sujeto y perfeccionará como creará, nuevas técnicas para acceder más fácilmente a estados de profunda concentración y relajación, alcanzando el umbral donde se producen los fenómenos paranormales.
Por tanto, financiar este programa es más importante que cooperar económicamente en la construcción de un nuevo templo o en la edificación de una estatua de Maitreya. De lo que se trata es de crear un núcleo emisor de nuevos conocimientos y experiencias, que podrán beneficiar luego a todos. Cabe añadir que un solo caza bombardero de última generación, tiene un costo de cien millones de dólares.
Hay donativos para nuevas vacunas y otras importantes investigaciones científicas, de modo que si el Proyecto Alpha Jedi es racionalmente planificado, no debería tener inconvenientes para lograr similar apoyo.
Se trata de extractar las técnicas de concentración mental orientales de sus contextos religiosos y filosóficos, utilizando científicamente sus principios psicofísicos a la luz de la ciencia moderna, procurando nuevas aplicaciones.
El lugar geográfico para las instalaciones de entrenamiento puede ser al pie de los Himalayas, donde se ejercitaron los antiguos yoguis hindúes.
El programa permite partir de cero y utilizar el método científico para acumular conocimiento, eliminando el condicionamiento subjetivo que rodea a los místicos. El objetivo es alcanzar el máximo desarrollo posible de la ciencia de la concentración mental. No se trata de lograr la felicidad personal o la liberación, sino el conocimiento puro y el poder total.

· Los interesados en participar y hacer realidad este programa pueden hacer contacto al siguiente e-mail:arq.rgf@hotmail.com

RECLUTAS

El personal puede ser reclutado de los liceos militares en distintas partes del mundo, a partir de 18 años de edad, mientras todavía se siguen formando nuevas sinapsis cerebrales. Esta elección de los cadetes voluntarios, con altas calificaciones, es justificada en sus reconocidas dotes morales y elevada autodisciplina, lo que les facilitará el duro entrenamiento a que serán luego sometidos. Pueden ser 50 varones y 50 mujeres, que se ejercitarán en instalaciones apartadas.
Se espera que mediante la meditación alcancen el nivel de trance profundo que les permita no dormir, reemplazándolo por la relajación consciente durante las 8 horas del sueño. Esta será una de las metas prioritarias para que logren cumplir con los objetivos del entrenamiento general, que incluye un grado universitario. Perfeccionarán tanto su cuerpo como su mente, convirtiéndolos en instrumentos de su voluntad. Todas sus acciones serán documentadas y monitoreadas por instrumental científico en forma constante, para establecer sus ritmos y variaciones psicofísicas, como sus adaptaciones al ambiente.
Aprenderán a transmutar su fuerza sexual en bioenergía cerebral y a manipular las diferentes formas del prana.
Durante 8 años los reclutas no podrán tener contacto alguno con el mundo exterior. Vivirán concentrados exclusivamente en el programa de entrenamiento. Como compensación económica, al concluir el experimento, podrán recibir una pensión vitalicia y una vivienda.

MI EXPERIENCIA

La idea del Proyecto Alpha Jedi nace de mi experiencia en meditación y la comprensión sobre la importancia del medio ambiente controlado, para asegurar positivos efectos durante las prácticas. No es lo mismo dedicar un breve tiempo a la concentración que hacerlo en forma completa. Si es posible obtener importantes resultados con pequeños esfuerzos, a mayor intensidad, los frutos se multiplicarán. Además, en occidente el método de investigación es en equipo multidisciplinario, los iluminados son anacrónicos.
Me he propuesto estudiar, comparar y sintetizar las distintas técnicas de meditación, a los fines de perfeccionar las mismas, combinarlas y obtener mejores respuestas en la relación cerebro mente. Pero no se me ocurre que este trabajo termine en mi persona, sino que se multiplique en la comunidad científica. Ya no se trata de maestros enseñando técnicas secretas, sino de facilitar el acceso al conocimiento de técnicas precisas de concentración psicofísica, que permitan resultados concretos.
En lo personal, mediante mis experiencias de meditación, he podido verificar que la telepatía sí existe, que Dios si existe, que la transferencia de conciencia sí existe, que es posible proyectar la mente y estar en dos sitios a la vez, que es posible afectar el clima con la concentración y que la mente controla a la materia. Lamentablemente toda mi prueba es subjetiva, se limita a mi testimonio. De ahí la importancia de este experimento de escala, controlado con rigor científico.

Este es un simple esbozo para presentar las ideas generales, que sirvan para el armado del proyecto definitivo.

PSICOLOGÍA

Durante la investigación de las diferentes técnicas meditativas, surgió la diferencia en los enfoques psicológicos. Sobre todo en la presencia o ausencia de la idea de Dios. Esto condiciona por sí mismo el surgimiento de la superconciencia o la permanencia de su estado potencial. Esta oposición se presenta entre las técnicas hindúes y las budistas, caracterizando los alcances de sus estados mentales.
Por tanto, es factible construir desde cero una nueva psicología que facilite el acceso a la superconciencia, utilizándola como un operador cerebral. La idea que existe una Fuerza Cósmica que es Inteligente, que todo lo regula, es verificable con la realidad, y puede ser tomada como punto de partida. Esta Fuerza está representada por la suma total de la energía existente y es omnipresente, por lo cual se encuentra en contacto directo y constante con nuestro cuerpo y mente, haciendo posible todo tipo de interacción. Mediante la manipulación controlada de las cargas energéticas corporales, el recluta se entrena para amplificar su control hacia el campo de energía del entorno.

CONTACTAR A DIOS

Este programa puede ser activado ocultamente por los servicios secretos o militares de cualquier potencia del mundo, para contar con fuerzas especiales paranormales. Pero este no es nuestro objetivo abierto y público, sino el acopio de conocimientos y modelar un nuevo tipo de hombre superior, cuyas capacidades luego puedan ser reproducidas por las personas comunes, en la medida de sus posibilidades.
Nuestra meta central es contactar a Dios, fuente de todo saber, de toda vida y de toda existencia, fuente de todas las respuestas. ¿Qué es Dios? Nadie lo sabe. Mediante la meditación podemos unir nuestra esencia de existencia con Él y comprender el origen. Esto es conocimiento puro. Y podemos aplicarlo a la ciencia y a la tecnología moderna.
¿Qué es lo que sostiene a la fluctuación cuántica? Si lo conocemos podremos crear nueva materia y dominar totalmente a la naturaleza. Esto forma parte de la Ciencia del Sujeto. Es lo que nos permitirá este viaje experimental por el interior de la mente.

PSICONAUTAS

El cuerpo de reclutas integrarán la fuerza táctica de Psiconautas, que al igual que los astronautas, explorarán mediante la concentración mental, el tejido del espacio tiempo. Con el entrenamiento intensivo bajo técnicas correctas, como la de expansión y proyección de la conciencia, es factible la exploración mental de los exoplanetas y los viajes por el tiempo.
Los meditadores además de practicar las distintas técnicas y perfeccionarlas, participarán de diferentes programas de investigación científica para desarrollar sus habilidades mentales, con base en la telepatía. También se explorarán las habilidades curativas mediante el telecontrol consciente del prana. Todo el espectro paranormal yogui será investigado y experimentado rigurosamente, paso a paso.

CIENTÍFICOS

El programa contará con una dotación estable de medio centenar de científicos, conformando un equipo multidisciplinario en neurociencias. Serán los responsables por el seguimiento y control de los experimentos, por cotejar los datos, por proponer nuevos procedimientos, por cooperar con los meditadores en el perfeccionamiento de las técnicas y en participar de las prácticas colectivas para desarrollar un conocimiento objetivo de las mismas. Todo el material, una vez revisado, deberá ser íntegramente publicado en internet para su difusión pública, abierta y masiva. Podrán organizarse trabajos conjuntos con universidades de distintas partes del mundo, interesadas en integrarse al programa y cooperar con las distintas actividades y proyectos propuestos. Sólo en el campo de la telepatía podrán surgir múltiples ideas y alternativas de participación.
De cumplirse mínimamente las expectativas respecto a la actividad paranormal y su relación con el cuarto estado de la conciencia, la inversión de 100 millones de dólares se encontrará justificada y se despertará el interés mundial en torno al programa.

Lo importante es que cada parte del proyecto se encuentre perfectamente definido y se cumpla estrictamente, garantizando el funcionamiento posterior del conjunto.

HIMALAYAS

Como lugar geográfico para las instalaciones se elegirá los Himalayas, donde se construirán dos enclaves. Uno para los hombres y otro para las mujeres, funcionando separadamente, evitando así las distracciones sexuales, dado que los reclutas deben mantener el celibato estricto, caso contrario son dados de baja. Y para lograr lo cual practican determinadas técnicas de autocontrol y de transmutación bioenergética. En la zona de las cumbres montañosas y en los altos valles, existe suficiente aislamiento para obtener perfecta concentración. Es el sitio ideal para desarrollar los experimentos seriados.
Usualmente en meditación se practican determinadas técnicas, se adquiere una cierta maestría y se dedica el resto del tiempo a la enseñanza y a realizar comentarios acerca de las escrituras sagradas. No se concentran los esfuerzos en continuar con la investigación. Este programa no funciona de este modo, lo prioritario es la experimentación y el estudio conjunto, en forma continua e intensa, absorbiendo todos los conocimientos anteriores y produciendo nuevos.

DATOS DE LA MT

Los denominados gurús o maestros de la meditación se aferran a sus propios sistemas relativos de verdades y no tienen la costumbre de ponerlos a prueba bajo cualquier circunstancia. Este no es el caso dentro de este proyecto. Aquí se parte de un punto inicial cero, de máxima humildad, poniendo en duda científica todo.
Como antecedente figuran los estudios científicos sobre la Meditación Trascendental y sus efectos, realizados en los Estados Unidos, país que cuenta con un millón de adeptos a ésta técnica, se encuentran entre los más serios y permiten establecer los beneficios que aporta la técnica bajo parámetros rigurosos. Se realizaron más de 600 estudios sobre los efectos fisiológicos, psicológicos y sociológicos de los programas de la Meditación Trascendental y Siddhis – MT de Maharishi, realizados en 210 universidades en 27 países, y se han publicado artículos relacionados en más de 100 diarios científicos. Los artículos figuran en una recopilación de 6 volúmenes, con más de 4.000 páginas de investigaciones científicas.

FUERZA DE PAZ

El cuerpo Jedi formado durante los 8 años de entrenamiento puede luego integrar un Comando Telepate, al servicio de las Naciones Unidas o del Gobierno Planetario en formación. Su función será disuasiva. Desde las sombras y utilizando el poder mental, podrán transformar en positivas las cargas cerebrales negativas de los líderes políticos y así asegurar la paz mundial. En Estados Unidos son conocidas las intervenciones de psíquicos en las investigaciones policiales, también la CIA cuenta con un escuadrón telepate y la NASA ha realizado investigaciones con la telepatía, de modo que esta Fuerza de Paz no sería una gran novedad.

Conclusión: El método oriental para el progreso en el conocimiento trascendental y en las técnicas de meditación, depende de los esfuerzos individuales. A cada tanto surge un maestro, más o menos iluminado que enseña un sistema de verdades relativas, que permiten ajustar las vidas de sus seguidores.
El método occidental, basado en la investigación científica en equipo, que aquí se propone, tiene una base diferente y goza de la garantía de continuidad, junto con la promesa de su libre y amplia difusión, evitando todo tipo de ocultismo. Esto facilita que luego las técnicas psicofísicas a desarrollarse puedan ser practicadas con la naturalidad de cepillarse los dientes, evitando todo tipo de misticismo.
Que un cuerpo de 100 meditadores y 50 científicos dediquen todo el tiempo, exclusivamente a perfeccionar la ciencia de la meditación, permitirá alcanzar la excelencia en los resultados y ampliar la frontera de los conocimientos en las neurociencias, así como nuevas aplicaciones en las tecnologías neurodigitales.
La experiencia sirve asimismo para generar un nuevo tipo de entrenamiento, capaz de crear una nueva generación de superhombres. Esto tiene un campo de aplicación posterior universal y de por si justifica en sí mismo la inversión de 100 millones de dólares.
En lo personal, aun habiendo alcanzado el nirvana, no digo poseer la verdad. Digo: sabemos que ocurre algo diferente con el cuarto estado de la conciencia, que es la antesala de los fenómenos paranormales, entonces pongamos todo en duda desde el principio, usemos el método científico, la prueba y el error, volvamos a aprender a meditar como si nada supiéramos y descubramos los secretos de la mente a la luz de la ciencia y no de la filosofía y el misticismo. Basta de conocimientos subjetivos, busquemos la verdad científica. Basta de maestros e iluminados, vivamos a la luz de la razón y la lógica pura.
Solo mediante Investigación y Desarrollo nos liberaremos del dolor y sufrimiento con que nos agobia la ignorancia.
Para hacer realidad esta iniciativa es necesario crear una fundación que pueda receptar los donativos y organizar el proyecto. Para todos los interesados en colaborar, reiteramos el e-mail del contacto: arq.rgf@hotmail.com
Los ateos también son invitados a participar. En la investigación se pone en duda la existencia de Dios, como todo lo demás. Los resultados de los experimentos son los que determinarán los grados de verdad de cada realidad estudiada. La investigación se realiza sin preconceptos. Como dijera Sócrates “Yo sólo sé, que nada sé”.
Este proyecto representa un giro de 180º en el método de enseñanza de la meditación. Como se mencionara anteriormente, el avance ya no dependerá de esfuerzos individuales, sino de trabajo en equipo multidisciplinario, con base científica y el enfoque psicológico se alejará definitivamente del ocultismo místico. Los gurús quedarán definitivamente pasados de moda.

DATOS EMPÍRICOS
Los milagros de Yogananda

En el mencionado libro “Autobiografìa de un Yogui” de Paramahansa Yogananda, éste hace referencia a milagros efectuados por otros yoguis de su época, que sumados superan a los mencionados en los evangelios cristianos. Lamentablemente, no se realizaron estudios científicos serios en aquel momento, para intentar extractar y explicar la física de cada uno de estos milagros. Tampoco existía entonces la tecnología de la que disponemos ahora, como contrapartida al presente parece ser que no existen tantos yoguis altamente evolucionados como durante el siglo XIX y principios del XX. En razón de esto, la necesidad del Programa Zeus, para producir nuevas experiencias en ambientes científicamente controlados.

Veamos algunos ejemplos de los milagros citados por Yogananda:

Materialización: Su madre era discípula de Lahiri Mahasaya. A su pedido se concentró y se materializó entre sus manos un amuleto de plata.

Curación: Yogananda de niño se enfermó, le oró al retrato de Mahasaya, éste se iluminó y la enfermedad desapareció.

Recuerdo de vidas pasadas: Yogananda se despertó recordando haber sido un yogui en los Himalayas.

Telequinesis: Yogananda orando logró controlar el movimiento de dos barriletes.

Control sobre el cuerpo: Mediante una afirmación Yogananda se provoca un gran absceso.

Santo de dos cuerpos: Un discípulo de Mahasaya logra proyectar un segundo cuerpo y estar en cualquier lugar al instante.

Santo que levita: Mediante el control de la respiración o pranayama, Yogananda menciona a un santo que levita.

Santo de los perfumes: Yogui que al solo toque de sus dedos impregna de aromas la piel de otros.

Cambio de visión: Un discípulo de Ramakrishna, profesor de Yogananda, le toca el entrecejo y su visión cambia a solo blanco y negro.

Telecontrol: Sri Yukteswar, maestro de Yogananda, al encontrarse por primera vez con él, evita que pueda caminar con la sola fuerza de su mente.

Telepatía: Lahiri Mahasaya viaja a los Himalayas y se encuentra con su maestro Babaji. Este le revela que lo llamó telepáticamente.

Materialización: Babaji construye un palacio enjoyado, con su concentración mental, para curar un defecto kármico de Mahasaya, una inclinación hacia la codicia.

Recuerdo de vidas pasadas: Durante sus primeras meditaciones junto a Babaji, Mahasaya recuerda sus vidas pasadas.

Teletransportación: Mahasaya habla de Babaji frente a unas personas, estas no le creen, se retira para concentrarse, y Babaji se materializa frente a todo el grupo.

Telequinesis: Una discípula de Mahasaya está por perder el tren y ora para que su maestro intervenga. El tren rechinando se detiene sobre las vías.

Conciencia Cósmica: Mahasaya sale de un profundo trance y afirma que se está ahogando en el Mar del Japón. Efectivamente un barco se hundió allí en el mismo día y la tripulación murió.

Iluminación: Mahasaya inicia a su esposa, y ésta lo ve flotando en la habitación, junto a otros yoguis en torno a él.

Proyección: En forma de globos de luz Babaji y Mahasaya se trasladan hacia donde está la cueva de Mataji, hermana de Babaji. Ambos se materializan, y una gran piedra que sella la entrada es levitada por el poder mental de Mataji.

Teletransportación: Luego de enviarle un mensaje telepático Sri Yukteswar se teletransporta delante de Yogananda.
Santas que no comen: Yogananda menciona los casos de Teresa Neumann y Giri Bala, dos santas que no comen, se alimentan directamente de la energía del sol y del aire.
Se mencionan todavía más personajes y hechos milagrosos en el libro. Lo importante de esto es que los mismos ocurrieron entre fines del siglo XIX y principios del XX, mientras que los milagros de Jesús transcurrieron hace más de XX siglos atrás. Si el Yoga es correctamente utilizado, puede extraerse información para crear nueva tecnología aplicada.

shopnbc_468x60

“Lo que sabemos es una gota de agua; lo que ignoramos es el océano”.
Isaac Newton (1642-1727) Matemático y físico británico.

Amazon.com

 • © 2015 Intelectus. Todos los derechos reservados. Se permite su publicación citando la fuente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s