Nuevo Polo Tecnológico en Mar del Plata

mar-plata-poloLa Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMdP) comenzará a construir este año la primera etapa del Polo Científico Tecnológico en los terrenos de la estación de cargas de esa ciudad balnearia gracias a los más de 22 millones de pesos que recibirá en el marco del Plan Federal de Infraestructura para la Ciencia y la Tecnología, lanzado  por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Con un presupuesto de $ 450 millones, este plan prevé la construcción y remodelación de 50 obras pertenecientes a 20 organismos de investigación distribuidos en todas las regiones del país. Se estima que la ejecución de las obras demorará 4 años y se construirán un total de 137.650 m2. Dentro de esa superficie se encuentran los 10.800 metros pertenecientes al Polo Científico Tecnológico que se comenzará a construir en la estación de cargas de Juan B. Justo y Dorrego.

El nuevo polo de Mar del Plata se construirá en los terrenos que el año pasado el gobierno nacional donó a la casa de altos estudios, en la zona de Juan B. Justo y San Juan, cercana al actual edificio de la Facultad de Ingeniería y del Instituto de Materiales de Investigaciones en Ciencia y Tecnología de Materiales (INTEMA), justamente uno de los centros que primero tendrá una sede desde cero.

Tal como dio a conocer la UNMdP, se creará una futura zona tecnológica donde se remplazarán las facultades de Ingeniería y de Ciencias Exactas en la que se ubicará el nuevo edificio del INTEMA. El edificio contempla un total de 10.800 metros cuadrados, distribuidos en cuatro plantas completas de 2.350 cada una, entrepisos por un total de 1.020 metros (ubicados entre la planta baja y el primer piso), y una zona de máquinas, servicios y equipos por un total de 380 metros más ubicada en el último nivel terraza.

“Nuestro proyecto es construir allí primero INTEMA, que es uno de los lugares más comprometidos con el espacio en la actualidad”, explicó el rector Daniel Medina. El funcionario aclaró que “quedará para el futuro las próximas etapas que comprenden a la Facultad de Ciencias Exactas”.

En total son casi 30 mil metros cuadrados los que comprende la obra completa según el proyecto que se hizo con los equipos técnicos de la Universidad bajo la coordinación de Julio Méndez, con el apoyo del arquitecto Rubén Tablada cuyo equipo también está integrado por dos arquitectos y pasantes de la Facultad de Arquitectura, todos bajo la órbita de la Secretaría de Gestión Universitaria, a cargo del arquitecto Alejandro Ara.

“El plazo de obra es de 24 meses y ahora entraremos en el proceso licitatorio”, añadió Medina. El Plan Federal de Infraestructura contempla obras para centros científico-tecnológicos de todas las regiones del país e incluye una gran diversidad de disciplinas.

Al respecto, el ministro de Ciencia y Tecnología, José Lino Barañao subrayó la importancia de “reunir una variedad de actividades y establecer espacios multidisciplinarios ya que no es posible realizar investigación en forma aislada”. Por ello el Plan prevé la construcción de infraestructura destinada a dar conectividad y mejorar las condiciones de comunicación entre los centros e institutos de investigación de tres regiones.

Un auxilio para un instituto modelo

El INTEMA fue el primer Instituto de materiales del país. Dependiente del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) y de la Universidad Nacional de Mar del Plata, se fundó en 1982 en el ámbito de la Facultad de Ingeniería de esta universidad.

Desde su creación, el INTEMA ha esperado contar con nueva infraestructura acorde a sus tareas de investigación y desarrollo. Desde entonces ha funcionado en el edificio de la Facultad de Ingeniería, implementado sobre la base de un antiguo frigorífico que ha venido siendo reparado y ampliado durante 30 años y cuya base y estructura es inadecuada para las tareas que dentro de esta institución se desarrollan.

Desde entonces las deficiencias y restricciones edilicias han generado innumerables e importantes problemas de hacinamiento, inseguridad, limitaciones en la funcionalidad, de riesgos de accidentes, de restricciones para el adecuado desarrollo de las distintas tareas y para el crecimiento del instituto.

“En las condiciones actuales, el edificio no podría aprobar ningún tipo de inspección de seguridad. Por otro lado, dichas condiciones hacen imposible considerar algún tipo de acción correctiva. El tan esperado edificio para el INTEMA debería concretarse cuanto antes, pues la situación actual es crítica”, informó la UNMdP.

El instituto está organizado en seis grandes áreas que llevan a cabo actividades de investigación, docencia y extensión, y un conjunto de laboratorios y talleres que brindan servicios técnicos de apoyo. En la actualidad trabajan en INTEMA más de 160 personas, entre investigadores, becarios de postgrado, profesionales, técnicos, administrativos, personal de servicio, y pasantes locales o extranjeros.

El personal total del Instituto se ha incrementado en forma continua desde su creación, a razón de un promedio histórico de 4,5 personas por año. Este crecimiento se ha incrementado recientemente como consecuencia de la política impulsada por el CONICET con respecto al aumento del número de becas otorgadas anualmente y el número de altas otorgadas en el ingreso a la carrera de investigador. En los últimos 3 años se han incorporado al INTEMA un promedio de 7 personas por año.

El Instituto ha alcanzado y mantiene un muy buen nivel de participación en la generación de conocimientos originales en el campo de la investigación aplicada, como lo prueba la publicación de 611 artículos desde 1993 en revistas internacionales con referato indexadas (fuente SCI). El importante aumento de la producción científica experimentada año a año podría adjudicarse al aumento sostenido de personal.

Sin embargo, es de destacar que el número de publicaciones por autor en promedio se ha mantenido o ha aumentado levemente, llegando a 0.88 en el año 2004 (fuente CAICYT). De la producción total argentina en el mismo año (5499 publicaciones según el CAICYT y SCI), el INTEMA habría aportado el 1.4%, obtenida con menos del 0.5% del total de investigadores del país.

Pero las condiciones y restricciones edilicias representan la mayor debilidad y una peligrosa amenaza para el normal desenvolvimiento y crecimiento del instituto. Hoy el mayor número de inconvenientes, limitaciones y peligros están relacionados con las instalaciones, por ser estas ineficientes, inadecuadas, escasas e inseguras. Esta situación se viene profundizando desde la creación del instituto, pero recientemente se ha convertido en un problema que de no ser resuelto podría dar lugar a consecuencias impredecibles y lamentables.

Fuente: prensa UNMdP

shopnbc_468x60

“Lo que sabemos es una gota de agua; lo que ignoramos es el océano”.
Isaac Newton (1642-1727) Matemático y físico británico.

Amazon.com

• © 2015 Intelectus. Todos los derechos reservados. Se permite su publicación citando la fuente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s