“Estamos equivocando el camino en materia de cambio climático”

cambio-climatico“Estamos equivocando el camino en materia de cambio climático” aseguró Roberto Gomes titular de Global Solidarity International, un portal que lidera la iniciativa del Eco Gobierno Planetario financiado con el 2% del PIB mundial bajo sistema de Democracia Digital DIrecta Global, para terminar en lo inmediato con el triple flagelo del hambre, pobreza extrema y calentamiento global.
Explicó que “la COP 21 es un intento de añadir soluciones en forma multilateral, cuando lo que se necesita es centralizar las decisiones bajo la forma de un gobierno mundial con incumbencias en asuntos ecológicos que dicte leyes sobre todas las naciones y que estas estén obligadas a cumplirlas. Sólo de este forma habrá una coordinación global eficaz garantizada y se podrán reducir las emisiones hacia la meta de cero neto, y no para el 2100 sino para el 2050”.
Y advirtió que “la mayoría de los científicos y políticos están centrados en no sobrepasar el umbral de los 2º C, cuando el equipo del Dr. James Hansen en su último paper, nos señala claramente que basta una elevación de 1º C más en la temperatura promedio global, para que los oceános asciendan hasta 8 metros”.
Los autores del estudio llegan a esta conclusión basándose en lo que ocurrió en la Tierra durante el periodo Eemian, justo antes del último periodo glacial. En esa época la temperatura atmosférica era un grado más cálida que ahora. Han podido comprobar que el nivel del mar era superior a lo que predecirían los modelos actuales para esas condiciones.
Han encontrado un ciclo de retroalimentación que puede explicar la discrepancia. Un pequeño aumento del calentamiento produce una pequeña fusión del hielo polar, pero esto genera cambios en las corrientes marinas que tiende a fundir más hielo: cuanto más hielo se funde más rápido empieza a fundirse el resto que queda debido al calor atrapado en el agua que hay debajo.
El agua dulce es menos densa que la salada y la primera, producto de la fusión de la capa de hielo, según este estudio se acumulará alrededor de Groenlandia y la Antártida. Esta capa actuará como una manta alrededor de la Antártida, flotando sobre el resto del agua salada y evitando que el calor acumulado se radie a la atmósfera. El resultado será una rápida fusión de los hielos.
Encima, esta capa de agua interrumpiría las corrientes marinas que llevan el calor de los trópicos a los polos, por lo que los trópicos se calentarían aún más rápido, mientras que a altas latitudes la superficie del agua se enfriaría. Esta diferencia de temperatura generaría supertormentas de un tamaño y furia nunca vistas por el ser humano moderno. Sin embargo, hay pruebas, halladas en las Bahamas, de que estas tormentas sí se dieron hace 120.000 años. Residuos dejados por las olas de estas tormentas fueron depositados a 40 metros por encima del nivel actual del mar, incluyendo rocas de miles de toneladas .
Según los autores del estudio, un aumento de 2 grados llevará a una situación peligrosa en la que las áreas costeras y países formados por islas encararán consecuencias desastrosas por la subida en al menos 8 metros del nivel del mar y el azote de las supertormentas. Esto significa, por ejemplo, la desaparición del mapa de países enteros formados por pequeñas islas en el Pacífico.
Es fácil imaginar que este fenómeno tendrá graves consecuencias en forma de conflictos y de flujos de emigración masiva debido al colapso económico que supondrá sobre ciertos países. Según se dice en el artículo, esto “podría hacer que el planeta fuera ingobernable, amenazando la urdimbre de la civilización.”
Frente a esta nueva realidad las expectativas sobre la COP 21 son negativas. Se está hablando de reducir emisiones a partir de 2020 y 2030, llegar a reemplazar la matriz energética para el 2100. Para esas fechas habremos perdido todas las ciudades costeras por la inundación global, tendremos 600 millones de refugiados ambientales, 30 a 50% menos de cosechas por las sequías, todos los ríos de montaña que se alimentan de glaciares secos y gran parte de los ecosistemas conocidos en crisis, con una perdida de especies también del 50%.
Sentenció finalmente Gomes que “el problema del Calentamiento Global se soluciona únicamente con dinero. No alcanzan 100 mil millones de dólares por año. Se necesitan 2 billones por año. O sea el 2% del PIB mundial. Si los factores de poder no están dispuestos a poner el dinero nos encaminamos hacia la segura catástrofe medioambiental”.
¿POR QUÉ EL 2% DEL PBI MUNDIAL?
Nuestras acciones en las décadas inmediatamentente venideras pueden implicar el riesgo de una disrupción de la actividad económica y social durante el resto de este siglo y el siguiente, de una escala parecida a la de las grandes guerras y la Gran Depresión. Esta es la conclusión del informe del economista Sir Nicholas Stern por encargo del gobierno del Reino Unido y que fue publicado el 30 de octubre de 2006.
Sus principales conclusiones afirman que se necesita una inversión equivalente al 1% del PIB mundial para mitigar los efectos del cambio climático y que de no hacerse dicha inversión el mundo se expondría a una recesión que podría alcanzar el 20% del PIB global. El informe también sugiere la imposición de ecotasas para minimizar los desequilibrios socioeconómicos.
El Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), propuso destinar un 2% del PBI anual mundial aplicado: un 0.5% a sectores del capital natural(bosques,agricultura,agua dulce y pesca); un 1% en mejorar la eficiencia energética y en el uso de energías renovables (fundamentalmente aplicado a la construcción, industria y transporte), y el porcentaje restante a residuos y transporte público.
Contando con este presupuesto se podrán plantar 30 mil millones de nuevos árboles por año y proceder a enterrar luego los troncos, atrapando el CO2 y devolviendo este gas de efecto invernadero al subsuelo y procediendo a un control inteligente del clima global, mediante la regulación del dióxido de carbono libre en la atmósfera. Haciendo reverdecer los bosques del planeta. La tarea la realizará la multinacional AEON del Japón con experiencia en recuperación de bosques, para no repetir los errores cometidos con los créditos verdes. (Talamos por año a razón de 15 mil millones de árboles).

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s