Esperan Megasismo, uno en Japón y otro en California

2012RUSOS ANUNCIAN TERREMOTO EN JAPÓN
En Viena, durante la Convención de la Unión Europea de Geociencias, un equipo de científicos rusos aseguraron que en Japón tendrá lugar un terremoto de 9.0 grados de magnitud en escala de Richter, al final del año 2014. No llegó, pero dicen que puede suceder ahora en el 2015.
Alexei Ryubushin del Instituto Schmidt de Ciencias de la Tierra, presentó los resultados obtenidos luego de recabar datos de frecuencias sísmicas a través de F-net.
F-net es un “sismógrafo de gama amplia en la red japonesa”, que ayuda a los investigadores proporcionando datos de alta sensibilidad, información sobre deformaciones corticales y otros datos que pueden ayudar a los interesados en el estudio de los movimientos telúricos.
Durante la conferencia, los especialistas aseguraron que la corteza terrestre aún estaba “estresada”, luego del gran terremoto de Tohoku en 2011. Pero aseguraron que el próximo terremoto tendrá su epicentro en otro lujar de Japón.
“Entre 2013 y 2014 tendrá lugar un gran terremoto en la región de la Fosa de Nankai (una zanja que se extiende desde Shizuoka hasta Kyushu en el fondo del mar)”.
A lo largo de la costa este de Japón se producen terremotos constantemente. Y es que la placa tectónica del Pacífico se mueve en dirección a Japón, empujando la placa en la que se asientan las islas niponas.
Desde 2012, los rusos han hecho varios avances en lo que respecta a la predicción de terremotos; ellos se han unido con el Reino Unido para desarrollar tecnología como la del Twin Sat, que junto con estaciones terrestres, intentan predecir terremotos por medio de la captación de variaciones en el campo electromagnético de la Tierra.
El proyecto del Twin Sat estará completado en 2018, para entonces se piensa que con esto se inicié una nueva era en cuanto a las predicciones de terremotos.
Un terremoto de 8,0 grados en la escala de Richter, sucede, al menos, una vez al año tal como fue el caso del afectó a Haití en enero de 2010. Un terremoto de 9,0 sucede una vez cada 20 años, como el que azotó a Indonesia en 2004. Un terremoto de 10.0 no se ha registrado en la historia, hasta ahora. Un movimiento telúrico de esta magnitud, se dice que ocurre una vez cada 2500 años y es capaz de destruir civilizaciones enteras. Esto podría suceder en California, a través de la falla de San Andrés.
Los megaterremotos son terremotos que superan los 8,1 grados en la escala de magnitud de momento. Los megaterremotos ocurren en las zonas de subducción, en los límites entre las placas tectónicas debido a la poca profundidad de inmersión del borde de la placa, lo que provoca que una gran parte se estanque y se acumule presión que será liberada en forma de terremoto. Los megaterremotos exceden incluso los 9,0 grados. Desde 333 se han contabilizado nueve megaterremotos superiores a los 9 grados. Ningún otro tipo de actividad tectónica ha sido capaz de generar terremotos de esa magnitud.
Durante la ruptura, una parte de la falla es empujada hacia arriba con respecto a la otra y a este tipo de movimiento se le conoce como “empuje”. Son un tipo de falla de desgarre por inmersión. Una falla inversa es una falla cuya inclinación es inferior a los 45°.
Las mayores zonas de subducción están ubicadas en el Océano Pacífico y el Océano Índico y es responsable de la actividad volcánica del cinturón de fuego del Pacífico. Dado que estos terremotos deforman el fondo marino casi siempre generan tsunamis. Los megaterremotos generan fuertes movimientos durante varios minutos.
“The Big One” es un término utilizado en una conversación informal entre los habitantes de California, Oregon, Washington y Columbia Británica para referirse al megaterremoto que se prevé ocurra en la zona de subducción de Cascadia. El nombre también se ha aplicado a un megaterremoto que se espera golpee Tokio en la región de Kanto, Japón.
Columbia Británica, que sufrió 22 grandes terremotos en los últimos 11 000 años, podría vivir un nuevo próximamente, según un estudio canadiense.
El último terremoto gigante en esta región data de alrededor del año 1700, de acuerdo con los análisis de la investigadora Audrey Dallimore y sus colegas de la Universidad Royal Roads.  Para determinar esto, ellos estudiaron un núcleo de sedimentos de  40 metros de largo  en el fondo del Océano Pacífico cerca de Effingham Inlet, al oeste de la isla de Vancouver.
Los investigadores utilizaron un análisis de carbono-14,  a la vanguardia de la tecnología. También determinaron que un “megasismo” en el área que se extiende desde el norte de la isla de Vancouver al sur de California se produce cada 500 años.
Los investigadores dicen que esta es la primera vez que un núcleo de sedimento puede analizar con tal precisión la historia sísmica de Columbia Británica.
Los datos también muestran que los intervalos entre dos grandes eventos pueden llegar a un milenio.
El próximo megasismo  en la costa del Pacífico entonces, puede golpear mañana o en cientos de años. El hecho es que  Columbia Británica se encuentra dentro de la zona de riesgo y que sabiendo esto ayudará a las comunidades costeras a preparar mejor las medidas de emergencia, señala  Audrey Dallimore.
Los detalles de este trabajo, realizado en colaboración con científicos de la Universidad de California, se publicaron en la Revista Canadiense de las ciencias de la tierra (Canadian Journal of Earth Sciences).
El fuerte sismo que sacudió a Chile pertenece a una verdadera “elite” de megaterremotos, según los expertos, y es similar al temblor que en 2004 desencadenó una devastadora ola de tsunamis en el océano Indico.
El terremoto, de magnitud 8,8, se enmarca en los llamados “megasismos”, los más fuertes que se producen en el planeta. Los “megasismos” ocurren cuando una placa tectónica se incrusta debajo de otra. El temblor  liberó alrededor de 50 gigatones de energía y fracturó casi 550 kilómetros de la zona de la falla, de acuerdo con el Centro Nacional de Información de Terremotos del Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés).
El epicentro tuvo lugar mar adentro, a unos 225 kilómetros al norte del mayor movimiento tectónico jamás registrado: un sismo de 9,5° que en 1960 mató a 1600 personas en Chile y afectó otras zonas del Pacífico.
“Integra la elite de los terremotos gigantes”, dijo el geólogo Brian Atwater, del USGS. Si su intensidad es confirmada, será comparable al que golpeó las costas de Ecuador en 1906, como el quinto entre los sismos más importantes desde 1900.
“Los llamamos grandes terremotos. Para el resto de la gente, son simplemente algo horrible”, dijo Ken Hudnut, un geofísico del USGS. “Son muy pocos los que entran dentro de esa categoría”, añadió.
El terremoto de Chile fue menor que el de 2004 en Sumatra, que alcanzó los 9,1°, y nadie esperaba que fuese ni remotamente tan destructivo: aquel sismo y su consecuente tsunami dejaron 230.000 muertos. Otra diferencia es que el terremoto de Chile hizo sonar varias horas antes todas las alertas de tsunami en las islas del Pacífico.
En 2004, la tecnología disponible en el lugar, que podría haberles advertido a los países del Indico de la llegada del maremoto, era muy escasa.
La geofísica del USGS Ross Stein dijo que Chile es un “criadero de terremotos”. Desde 1973, ha sufrido 13 terremotos de 7 grados o más de magnitud en la escala de Richter.
El último terremoto tuvo lugar en el límite donde se superponen y chocan dos placas de la corteza terrestre. Así como fueron esos movimientos los que dieron origen a la cordillera de los Andes, columna vertebral de América del Sur, también generan algunos de los terremotos más grandes.
Los temblores que golpearon a Chile no tienen conexión con el desastre de Haití, afirmó Tim Dixon, profesor de geología de la Universidad de Miami. Los terremotos de magnitud 7, como el que azotó a Haití, ocurren todos los meses en alguna parte del mundo, y por lo general son submarinos. Pero el que golpeó a Chile es uno de los más poderosos registrados en la historia reciente.

shopnbc_468x60

“Lo que sabemos es una gota de agua; lo que ignoramos es el océano”.
Isaac Newton (1642-1727) Matemático y físico británico.

Amazon.com

 • © 2015 Intelectus. Todos los derechos reservados. Se permite su publicación citando la fuente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s