Democracia Digital Directa

stop

El Proyecto Compasión se sustenta sovotebre cuatro puntos básicos, sobre los cuales 7.000 mil millones de almas podemos coincidir:

  1. Gobierno Planetario
    Democracia Digital Directa
    Suplantar el dinero mediante tiempo cualificado
    Compasión universal, aboliendo la Pobreza Extrema.

No dependemos directamente de Dios para traer una era de paz y amor sobre el planeta, sí de nuestra buena voluntad y de trabajo en cooperación.

Debemos tener ideas claras y alimentar

con fe la esperanza en el nuevo mundo, dejando morir al viejo mundo.

PRESIDENTE PLANETARIO

1 Presidente
1 Parlamento
1 Economía
1 Sistema que reemplace al dinero
1 Ejército
1 Carta Magna
1 Frontera
1 Integración Consensuada Total
2 Idiomas
Abolición de la Pobreza Extrema
Control Natalicio

Naciones Unidas es un sistema de organización ineficiente para las necesidades del mundo actual. Se requiere un gobierno planetario bajo una forma presidencialista de poder ejecutivo. Con mandato renovable cada cuatro años.

Así como las provincias no gozan de poder soberano absoluto, dentro de la nueva organización mundial, tampoco los estados tendrán poder soberano absoluto, ya que existirá una nueva estructura supranacional que pasarán a integrar.

Esta cesión de derechos será lógicamente resistida por los factores de poder que obtienen beneficios del estatus quo actual, pero la evolución de la historia nunca pudo ser detenida por los intereses de las minorías.

La integración del Parlamento Mundial es directamente con todos los ciudadanos, utilizando para esto la tecnología digital.

SUPLANTAR AL DINERO

El perfeccionamiento de la cibernética permitirá que la fuerza de producción sea reemplazada por la robótica, de modo que se terminará la dualidad capital-trabajo y se dará paso a la sociedad del conocimiento, donde será primordial el ocio creativo. Acabará la era del sistema de consumo y se pasará a una economía de base racional.

El dinero es una entidad abstracta que representa unidades de energía de trabajo humanas. Dentro del nuevo esquema, con la labor robotizada y la distribución de bienes asegurada y satisfecha, el dinero carece de sentido. Se lo reemplazará mediante unidades de tiempo cualificado.

La unidad planetaria permitirá asimismo la integración de todos los ejércitos y la reducción del costo de mantenimiento de los mismos. Habrá una sola fuerza armada.

Por sobre todas las constituciones nacionales se redactará con libre participación y votación de la ciudadanía mundial una Constitución Planetaria, fijando los derechos y obligaciones para toda la población del planeta.

No habrá más fronteras que restrinjan la inmigración. Todo el planeta será una sola gran nación.

La integración al sistema del Gobierno Planetario puede ser progresiva y mediante consenso entre las distintas naciones, dentro de un proceso de unificación gradual.

Por ser el inglés el idioma internacional en uso, todos los países lo adoptarán como segundo idioma obligatorio, esto permitirá que en un lapso de 5 años todos puedan comunicarse y caigan definitivamente las barreras idiomáticas.

La administración racional de todos los recursos alimentarios permitirá abolir la pobreza extrema y desterrar de la Tierra las muertes por hambre y por falta de vacunación adecuada.

Se realizarán todos los estudios pertinentes, acerca de cuál es el número ideal de población que el planeta puede sostener en el largo plazo, y se tomarán todas las medidas adecuadas para limitar a la superpoblación desde la obligatoriedad de tener solo un hijo, de no poder tener hijos por períodos de 10 años, hasta considerar derivar la procreación a medios artificiales.

Un mundo finito no puede sostener una población tendiente al infinito. Estabilizar la superpoblación es prioritario y será necesario incorporarlo en la cultura mundial por venir. Si preguntamos cuánta población humana soporta la Tierra con tecnologías limpias, durante un millón de años, la respuesta es no más de mil millones. Esta es la meta.

Los derechos básicos de todo ciudadano del mundo serán:

Salud gratuita
Educación universitaria gratuita
Vivienda gratuita
Alimentación gratuita
Trabajo digno

El dinero no existirá, como contraprestación por los derechos universales básicos, cada individuo está obligado a una carga horaria para brindar servicios comunitarios específicos, dentro del nuevo sistema emergente. Dado que las tareas repetitivas y físicas las cumplen los robots, los humanos se dedican a las acciones intelectuales y creativas. Este modelo social será habitual a fines del presente Siglo XXI.

Se postula la creación de la fuerza de los Cascos Verdes, para intervenir en todo aquel país o región que posea reservas ecológicas vitales para el resto de la Humanidad y no las sepa proteger adecuadamente. Esto ameritará la injerencia de la unidad internacional, que pasará a administrar el lugar bajo ley marcial.

DEMOCRACIA DIGITAL DIRECTA

Gracias al adelanto en las modernas tecnologías digitales es posible avanzar hacia formas de democracia directa. Esto pondrá fin a la era de los partidos políticos y la corrupción por dentro del sistema de poder.

Los e-mails pueden evolucionar para admitir el voto electrónico y la nueva modalidad podrá financiarse si las cuentas de correo son pagas, en principio, a partir de un dólar por mes.

Los correos electrónicos deberán fidelizarse con el número de documento de cada persona. Esto generará un costo y por eso el precio de un dólar por mes, que podrá ser temporario. El gigante Google puede ser el que realice la prueba piloto en Estados Unidos, país ideal para desarrollar experimentalmente la democracia digital directa.

No existirán más los legisladores o representantes del pueblo. Será éste el que votará directamente las leyes, a los miembros del poder ejecutivo, policial, militar y judicial, y será asesorado previamente por un Consejo de las Ciencias. También por votación directa podrán ser depuestos de sus funciones los funcionarios irresponsables o corruptos.

El poder absoluto residirá en el Parlamento, conformado por todo el pueblo, que tendrá acceso al voto electrónico, mediante internet.

Por ley, los medios audiovisuales modificarán sus contenidos, dedicando el 80% de los mismos a la formación en ciencia y arte de los usuarios y el otro 20% quedará dedicado al entretenimiento. En la sociedad del conocimiento, emergente, el tiempo tendrá un concepto de valor fundamental y se educará para no desperdiciarlo en banalidades. La mediocridad será vista como la peor enfermedad posible.

El cambio será tan drástico que la nueva mentalidad y las nuevas libertades, observarán la era anterior como un período de oscuridad y esclavitud.

SUPLANTAR AL DINERO

El dinero es una convención abstracta que representa el trabajo o energía humana. Mediante la plusvalía puede acumularse el interés sobre el capital y de esta forma multiplicarse el dinero. Dentro de una sociedad cibernética, el dinero podrá ser reemplazado directamente por el valor real, o sea el tiempo cualificado. Esto eliminará a los pobres y a los millonarios al mismo tiempo, universalizando una clase media de alto estándar de calidad de vida.

Los medios electrónicos permitirán que aparatos como el celular, que podrán ser usados en brazaletes o en anteojos de realidad ampliada, sirvan de soporte para las transacciones instantáneas.

Los sujetos más creativos dentro de la sociedad, serán los que podrán acumular mayor cantidad de crédito y disfrutar de mayor acceso a los distintos servicios. Se premiará el conocimiento y no existirá más la necesidad de hacer negocios. Al no existir más el dinero, dejará de ser la meta principal el acumularlo. El nuevo patrón de objetivos serán los méritos científicos y artísticos.

Todos tendrán asegurados las necesidades básicas, de acuerdo con sus derechos universales. El tiempo cualificado por la prestación de sus servicios comunitarios, es un adicional que les brinda acceso a un nivel superior de bienes. Recordemos que la fuerza de trabajo ha sido sustituida por los robots y por la inteligencia artificial, en todas las tareas repetitivas.

COMPASIÓN UNIVERSAL

El principal valor social es la compasión, porque sin esta no puede haber comprensión entre las personas, y donde no reina la comprensión no puede haber paz.

Hoy tenemos numerosos conflictos y guerras porque no cultivamos la compasión como un bien esencial, antes preferimos dominar al otro. Esta es la semilla de multitud de enfrentamientos y sufrimientos.

Prácticas como el Yoga, la Vipassana y el Zazen, predisponen la claridad mental en el cerebro, un estado natural de la mente, donde la compasión fluye sin obstáculos. Incluir en el sistema educativo los sistemas de concentración y meditación, permitirá que las personas aprendan a desarrollar el potencial de su inteligencia y pensamiento creativo y a controlar sus emociones.

Pensar en el bienestar del conjunto social, para obtener el propio bienestar, es el paradigma de la nueva sociedad. Esto puede instalarse mediante un programa educativo adecuado, suplantando la idea de competencia por la de cooperación.

Asimismo, los estudios científicos acerca del denominado Efecto Maharishi, cuando cerebros en estado alfa de los meditadores afectan a la distancia a otros que no están meditando, haciendo que sus ondas tiendan a ser más coherentes, permiten teorizar acerca de la posibilidad de replicar artificialmente esta onda cerebral, amplificarla y retransmitirla satelitalmente bañando toda la Tierra.

Bajo el efecto de esta influencia todos los habitantes tendrían cerebros más coherentes y con tendencias menos violentas, con lo cual la criminalidad disminuiría en todo el orbe. Un éxito del 5% de disminución de la tasa total de criminalidad mundial, ya justificaría una inversión del orden de los mil millones de dólares.

Terminó el sueño comunista, sobrevive el capitalismo y es por responsabilidad de este sistema, basado en la abstracción dineraria que prosigue y se retroalimenta la continuidad de la contaminación en todas sus formas. Sin embargo, gracias al desarrollo de las plataformas digitales gozamos ahora de la capacidad para reemplazar el patrón dinerario, que representa unidades de energía de trabajo humano, por unidades de tiempo cualificado. Es decir por unidades de servicio a la comunidad, que puedan ser canjeadas electrónicamente por otros servicios y productos.

A su vez, en la reestructuración de la sociedad mundial, todo ciudadano al nacer debe gozar de los siguientes derechos garantizados:

Total acceso a la salud
Total acceso a una sana alimentación
Total acceso libre y gratuito a la educación
Total acceso a una vivienda digna
Total acceso a un trabajo digno
Total acceso al gobierno digitalizado

Hoy poseemos la tecnología y los recursos mundiales suficientes para rediseñar las estructuras de las sociedades mundiales y construir una nueva sociedad mundial unificada. El triple desafío del Calentamiento Global, el Hambre Mundial y la Superpoblación, nos ofrece la excusa suficiente para dar lugar a la transformación planetaria. Sólo es necesario que estas ideas comiencen a ser asimiladas y luego espontáneamente puestas en práctica.

Entre los cambios es necesario adoptar un segundo idioma obligatorio mundial. El más difundido y adecuado para esto es el inglés. Si la decisión se adopta, en sólo 5 años, toda la población podrá comunicarse fluidamente y caerán todas las barreras idiomáticas. Se trata sólo de una decisión política inteligente y de buena voluntad, para lograr la unión entre todos los pueblos.

Todos debemos ver y saber comprender, que ahora es el tiempo justo para avanzar en Conciencia Unificada Planetaria. Y que no hacerlo, mantenernos en la separación, división y aislación, es sinónimo de 3º Guerra Termonuclear, cuando la oleada de efectos negativos del Calentamiento-Inundación Global se intensifique lo suficiente y cause las primeras pérdidas colectivas de cosechas mundiales. Cuando el hambre reine, la razón se perderá y las guerras estallarán, así nos lo confirma nuestra historia conocida y registrada. Si actuamos ahora, podemos prevenir lo peor y evitarlo. Si no lo hacemos, seremos arrastrados por efectos irreversibles. Esto es lógica pura. No comprenderlo, no hacerlo, es también demencia pura.

El GreenMoney Contract se encuentra en la Kennedy Funding. No son las Naciones Unidas ni los gobiernos, los que deben aprobarlo, adaptarlo o modificarlo. Es un tema a nivel de cuestión no de Estado, sino de la Humanidad entera. Su contenido debe ser confirmado y aprobado por el total de la raza humana, no por un grupo de personas obedientes a sistemas de intereses reducidos y no universalmente amplios.

Mientras es urgente aceptar y firmar el GreenMoney Contract, que de lo que trata es asumir la responsabilidad solidaria planetaria respectiva, el capital financiero intenta que se asuma un sistema similar a nivel global para continuar parchando sus gigantescas estafas consumadas. Y en esto, ha obtenido la complicidad de numerosos presidentes y jefes de Estado, lo cual a estas alturas no llama la atención. Para todos estos, sostener al sistema financiero a cualquier costo, es más importante que salvar al planeta entre todos.

shopnbc_468x60

“Lo que sabemos es una gota de agua; lo que ignoramos es el océano”.
Isaac Newton (1642-1727) Matemático y físico británico.

Amazon.com

• © 2015 Intelectus. Todos los derechos reservados. Se permite su publicación citando la fuente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s